Cirugía Reparadora de ManosLa Cirugía Reparadora de Manos engloba un conjunto de conocimientos médicos, anatómicos y quirúrgicos que abarcan toda la extremidad superior, ejercida por cirujanos especialistas en cirugía plástica o traumatología, con conocimientos en técnicas microquirúrgicas, de reparación de lesiones tendinosas, fijación de fracturas, restauración de la cubierta cutánea, reparación de la continuidad de los nervios seccionados o liberación de compresiones nerviosas, manejo de las tenosinovitis y de las osteoartitis, reimplantes, la cirugía de la enfermedad de Dupuytren, exéresis tumorales y su posterior reconstrucción, trasplantes tendinosos o musculares para la restauración de la mano paralizada y la reparación de los defectos congénitos.

La mano, especialmente la mano traumática, es un campo de trabajo muy frecuente para el Cirujano Plástico. Debemos de recordar que mas del 80% de los accidentes tanto domésticos como laborales se sufren en las manos.

La mano es una sofisticada y delicada herramienta , capaz de sentir y realizar los movimientos mas precisos. Cualquier lesión que deteriore estas funciones resulta sumamente invalidante para la persona víctima de este daño.

La sindactilia es un caso de cirugia de mano que se define como una malformación congénita, consistente en la fusión de dos o más dedos delas manos o de los pies. El número de dedos que se fusionan y el hecho de que exista o no exista fusión de los huesos y de las uñas es variable.

Procedimientos preoperatorios a la cirugía reparadora de manos

Un estudio preoperatorio comprende una historia clínica, en la que se valoran los antecedentes familiares para identificar alteraciones como la hemofilia, en la que la coagulación de la sangre está alterada; o quirúrgicos, ya que una cicatriz de una operación antigua puede modificar la programación del tipo de operación a efectuar; o los antecedentes de transfusiones sanguíneas efectuadas; o las enfermedades o patologías que pueda presentar el paciente (Hipertensión Arterial, Diabetes) y que podrían contraindicar el tratamiento; o los traumatismos anteriores en la zona a tratar que podrían haber causado una desviación (por ejemplo, en la nariz) o una fibrosis o cicatrización exagerada interna; la presencia de alergias a medicamentos o a otras causas como podría ser al esparadrapo; el hábito de fumar, que disminuye el aporte sanguíneo a los tejidos. La exploración y mediciones pre-operatorias de la zona a tratar nos permitirán evaluar el tipo de piel y la consistencia de las estructuras, y facilitan la elección de la técnica quirúrgica a utilizar.

La intervención quirúrgica se aconseja en caso de que se presente una limitación de la capacidad funcional o un deterioro de la apariencia estética.

Diferentes tipos de cirugía de la mano

Injertos de piel

Colgajos de piel – Similar a un injerto de piel, pero la piel que se injerta tiene su propio suministro de sangre.

Fijación y reducción cerrada – Cuando hay una fractura este tipo de cirugía intenta volver a alinear el hueso fracturado y luego inmoviliza la zona durante la fase de curación.

Reparación de tendones – La reparación de los tendones es un desafió quirúrgico por la estructura del tendón.

Reparación de nervios – Hay tres nervios principales que inervan la mano, incluyendo el nervio cubital, el nervio mediano y el nervio radial.

Drenaje quirúrgico y, o desbridacion – El drenaje quirúrgico puede utilizarse si hay un absceso en la mano para ayudar a quitar el almacenamiento de pus. La desbridacion o limpieza de una herida para prevenir una infección mayor y para ayudar a estimular la curación, puede utilizarse si la infección o la herida es severa.

Sustitución de articulaciones – Esto consiste en reemplazar una articulación que ha sido destruida por el proceso de la enfermedad por una articulación artificial. Esta articulación artificial puede estar hecha de metal, plástico, goma de silicona o del propio tejido del paciente.
Reimplantación

Este tipo de cirugía reemplaza los dedos o manos que han sido amputados por accidente, normalmente por algun tipo de traumatismo. La reimplantación utiliza microcirugia, que es una cirugia compleja y precisa que se realiza con magnificación.

Un estudio preoperatorio comprende una historia clínica, en la que se valoran los antecedentes familiares para identificar alteraciones como la hemofilia, en la que la coagulación de la sangre está alterada; o quirúrgicos, ya que una cicatriz de una operación antigua puede modificar la programación del tipo de operación a efectuar; o los antecedentes de transfusiones sanguíneas efectuadas; o las enfermedades o patologías que pueda presentar el paciente (Hipertensión Arterial, Diabetes) y que podrían contraindicar el tratamiento; o los traumatismos anteriores en la zona a tratar que podrían haber causado una desviación (por ejemplo, en la nariz) o una fibrosis o cicatrización exagerada interna; la presencia de alergias a medicamentos o a otras causas como podría ser al esparadrapo; el hábito de fumar, que disminuye el aporte sanguíneo a los tejidos. La exploración y mediciones pre-operatorias de la zona a tratar nos permitirán evaluar el tipo de piel y la consistencia de las estructuras, y facilitan la elección de la técnica quirúrgica a utilizar.

Los mejores candidatos para someterse a cualquier cirugía plástica, son aquellos que gozan de buena salud y sobre todo que tengan expectativas reales en cuanto a los resultados de la cirugía y que estén conscientes de las limitaciones de la medicina, y de las variaciones en las características de cada paciente. Sólo así el paciente se sentirá a gusto con los resultados de la cirugía.

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Deja un comentario