Lipoaspiración - Liposucción - Lipoescultura

La lipoescultura es una cirugía cosmética que permite un remodelado de la silueta a través de la extracción de grasa o tejido adiposo de diversos sitios del cuerpo, del dorso, flancos, caderas y relocalizando esta grasa procesada en los glúteos produciendo efectos visuales sorprendentes inclusive arriba de los 40 años.

Propósito de la lipoescultura

El propósito de la lipoescultura es moldear el cuerpo del paciente y reducir el peso, pero estrictamente no es un tratamiento para el control de la obesidad; el tejido adiposo no se extrae de todo el cuerpo, sino tan sólo de algunas zonas, siendo las más comunes el abdomen, los muslos, las nalgas, los brazos y el cuello. Es ésta la razón por la que algunos médicos han preferido implementar el término de lipoescultura, que expresa mejor el objetivo de ésta cirugía, ya que, lo que se busca es “esculpir” el cuerpo del paciente.

Aparte de la historia clínica y de la exploración realizada durante la primera consulta y de posibles exámenes complementarios individuales, se debe realizar un electrocardiograma y un análisis de sangre como ante cualquier intervención quirúrgica. Puede estar indicado realizar una radiografía de tórax en pacientes de más de 35 años, o en fumadoras. Desde 15 días antes de la intervención, debe abstenerse de tomar medicamentos que contengan ácido acetilsalicílico o salicilatos {Aspirina® o sus derivados}, ya que favorecen el sangramiento quirúrgico y la formación de hematomas postoperatorios. También tienen este efecto los antiinflamatorios, la Vitamina E y el aceite de Onagra. Si necesita tomar alguna medicación, consúlteme antes de hacerlo. El día que se le haya señalado para la intervención, deberá acudir en ayunas, es decir, sin haber tomado ningún alimento -ni siquiera agua-, desde al menos 6 horas antes de la intervención. No debe aplicarse lociones o cremas de belleza, facial ni corporal, maquillaje, lápiz de labios y ojos, así como laca de uñas: lleve las uñas sin pintar. Se recomienda abstenerse de consumir bebidas alcohólicas desde tres días antes de la intervención. Si es Ud. fumador/a, debería interrumpir el consumo de tabaco también 3 días antes de la intervención, aunque lo ideal es dejar de fumar completamente al menos 15 días antes de la operación.

Cirugía de lipoaspiración – lipoescultura es un acto quirúrgico por lo tanto hay que realizarlo en el quirófano de una clínica y no en consultorios, que no disponen de las condiciones de asepsia y equipamiento mínimo.
El cirujano plástico deberá evaluar el estado general del paciente, los depósitos de grasa existentes, el tono y firmeza de la piel, si su peso es relativamente normal.

Si la paciente además de presentar adiposidades, padece de celulitis, es importante que el cirujano le informe que la celulitis es un tejido fibroso y la lipoaspiración únicamente puede mejorar el aspecto celulítico, pero no la elimina.
La intervención suele durar entre 1 y 2 horas, pudiendo realizarse con distintos tipos de anestesia:

Anestesia local: Si sólo serán tratadas pequeñas cantidades de tejido adiposo en pocos lugares. Quita la sensibilidad solamente a las áreas afectadas.
Anestesia peridural: Se usa frecuentemente durante los partos. Puede ser una buena opción en operaciones más extensas.
Anestesia general: Especialmente si un gran volumen de tejido va a ser extraído.

Postoperatorio de la lipoescultura

El período postoperatorio de la lipoescultura es diferente según se use una faja o un vendaje adhesivo. Por motivos de comodidad para mis pacientes, suelo optar por la faja salvo en casos seleccionados. Si se le ha aplicado un vendaje adhesivo, deberá conservarlo en posición durante 8 a 12 días. Este vendaje debe cuidarse, evitando distenderlo para que la piel cure en una posición óptima. Durante este tiempo no se podrá duchar y deberá acudir a algunas revisiones para vigilar la correcta posición del vendaje. Por lo demás, puede hacer una vida normal, mientras se esmere en el cuidado de su vendaje. Transcurrido este tiempo inicial, se le sustituirá el vendaje por una faja y se retirarán los puntos. En caso de utilizar directamente una faja en quirófano, el período postoperatorio inmediato dura también hasta la retirada de los puntos. Debe evitar mojarlos y mantener la faja, pero no son necesarios los cuidados extremos que se requieren con el vendaje.
A partir de la retirada de los puntos debe continuar llevando una faja o prenda elástica que mantenga una presión constante sobre la piel de la zona aspirada. Recomiendo utilizar una faja o pantys de compresión de Lycra día y noche durante el primer mes, y 12 de cada 24 horas, durante el segundo.

Los candidatos ideales para un liposucción o lipoescultura son aquellas personas que poseen un peso normal (sin problemas de obesidad), pero que tienen acumulaciones localizadas de tejido adiposo. El candidato ideal debe además tener un estado de salud general bueno, debe presentar estabilidad psicológica y objetivos realistas respecto al procedimiento.

La lipoescultura no está recomendada para personas que recientemente hayan tenido una cirugía en la zona donde se realizara la liposucción. Tampoco se recomienda una lipoescultura a aquellos pacientes que presenten problemas cardiacos o respiratorios.

Este procedimiento no elimina la celulitis, aunque en ciertos casos puede ayudar a que se note menos.

Deja un comentario