IMAGENotoplastyLa otoplastia es una intervención quirúrgica para corregir orejas prominentes o despegadas. Las orejas prominentes se deben a un tamaño inusualmente grande de la cuenca del cartílago; las orejas asimétricas se deben a una endeblez del cartílago en la parte superior del lóbulo; esto provoca que la parte superior de la oreja caiga en lugar de mantenerse erguida cerca de la cabeza.
La otoplástia se puede realizar por las siguientes razones:

  • Para reconstruir una oreja en los niños que nacen con una aurícula parcial o completamente ausente (la parte visible del oído externo). Este tipo de defecto de nacimiento se llama microtia, se produce en trastornos como la microsomía hemifacial y el síndrome de Treacher Collins. La mayoría de los casos de microtia, sin embargo, involucran sólo un oído.
  • Para corregir la apariencia de orejas sobresalientes o prominentes.
  • Para corregir grandes disparidades en el tamaño o la forma de las orejas del paciente.
  • Para remodelar las orejas deformes. Un tipo de deformidad congénita se conoce como oreja de Stahl, que se caracteriza por un borde superior en punta producida por el plegado del cartílago. La deformidad de Stahl también se conoce como oreja de Spock, ya que se asemeja a las orejas del conocido personaje de Star Trek.
  • Para reparar o reconstruir la oreja después de lesiones traumáticas o la cirugía del cáncer.

Una vez realizado la entrevista con el médico, en donde se dejará en claro al paciente, el procedimiento, las ventajas o riesgos que hay en cuanto a la operación, también las consideraciones que se deberá tomar antes de la cirugía.
Se recomienda días antes de la cirugía usar jabón germicida, tipo Lactacyl, para usar no solo en el cuerpo sino en la cabeza y el rostro. No consumir ningún medicamento que tengan salicilatos, antes de las dos semanas de la cirugía, así también después de la cirugía. No deben fumar al menos semanas antes de la operación, así como también en la etapa de recuperación.

Esta cirugía dura alrededor de una hora y se realiza con anestesia local y sedación muy leve. Generalmente es muy bien tolerada; el paciente regresa a su domicilio a las dos o tres horas de la operación El vendaje se retira a las 48 horas y luego se aconseja utilizar una bincha para dormir durante 15 días. Se retiran los puntos a los 15 días.

El paciente puede comenzar su actividad normal aproximadamente a las 48 horas sin inconvenientes.

Aquí hay que tener cuidado en no tocar la zona operada, debidamente a la operación esta sentirá algunas molestias, que es normal, por ejemplo:
Hay dolor leve en la zona. Si se presenta mayores molestias, es ideal comunicarse con el médico.
Moratones que irán desapareciendo en la primera semana y al cabo de un mes habrá desaparecido el edema, que es más lento en el proceso postoperatorio.
Pérdida de la sensibilidad en la zona, por lo que paulatinamente irá desapareciendo con el pasar de los días.
Se coloca vendaje compresivo, el cual es retirado dentro de 2 días. Las suturas se retirán en la primera semana. Se podrá observar el resultado final a partir de los 3 meses pasado la operación
Algo que se debe tomar en cuenta es que no se debe mojar la zona intervenida, al menos hasta que se hayan retirado los puntos, luego de ese proceso podrá lavarse con un jabón neutro.

La mayor parte de los pacientes de cirugía estética de orejas son niños de entre cuatro y catorce años. Las orejas crecen por completo hasta los cuatro años, y, cuanto se someta al niño a la otoplastia, menos burlas y vergüenza experimentará al crecer. Obtenga más información sobre otoplastia pediátrica.
La cirugía plástica de orejas también es una alternativa excelente para adultos que sufren por tener orejas grandes y protuberantes o lóbulos estirados. En general, los adultos de todas las edades son excelentes candidatos para la cirugía de otoplastia.

Deja un comentario