Tratamiento Quirúrgico Post Cirugía BariátricaPasará un tiempo en la sala de recuperación y después será llevado a su habitación.
– Será tratado con analgésicos y una serie de medidas para prevenir trombosis, mediante medicamentos y medias elásticas y a veces con medias neumáticas para las piernas. Se realizara kinesiterapia respiratoria y ejercicios respiratorios para prevenir bronquitis y neumonías.
– No podrá ingerir alimentos ni líquidos durante las primeras 24 horas, sin embargo está permitido mojar la zona bucal o el aseo dental. – Es importante que mientras esté en la Clínica camine y mueva sus piernas cuando esté acostado.

Uno de los problemas fundamentales que se nos presenta a muchos Pacientes Bariátricos con posterioridad a la operación es la manera correcta de llevar a cabo una dieta adecuada a su nueva condición. En todos los casos el Cirujano, el nutricionista, o el equipo multidisciplinar si lo hubiera, deben informar al Paciente sobre este importante tema, y generalmente lo hacen, sin embargo, para el Paciente casi siempre estas explicaciones “teóricas” suelen resultar escasas, sobretodo en el momento en el que debe ponerse en práctica para lograr una dieta adecuada a la vez que variada, amena y sana.

Los embutidos, quesos grasos, frutos secos, patés y todo alimento con alta proporción de grasas, suelen causar fuertes dolores abdominales, flatulencia y esteatorrea (grasa en heces). Deben evitarse además porque pueden frenar la curva de pérdida de peso y facilitar la recuperación del mismo. También se debe evitar el alcohol que puede provocar con facilidad intoxicaciones agudas, en pacientes sometidos a cirugías bariátricas.
En la dieta post-cirugía bariátrica se debe optar por alimentos y platos sencillos, pocas grasas y dulces, controlar los aceites para cocinar y aliñar y mantener una correcta hidratación diaria, entre otros. Todo ello forma parte del nuevo modelo de cuidado de la salud.

Para que un persona sea candidato(a) para poder realizarse una cirugía para perder peso, debe cumplir con estos requisitos:

  • Tener un IMC > 40
  • Tener un IMC > 35 y padecer de alguna enfermedad (colesterol, hipertensión, diabetes, problemas de articulaciones, reflujo, etc.)
  • El IMC (índice de masa corporal) se calcula dividiendo el peso entre la estatura al cuadrado.
  • Tener entre 18-60 años
  • No tener ninguna contraindicación para la anestesia general