MentoplastíaLa mentoplastia o implante de mentón es una intervención destinada a aumentar o reducir el mentón para crear una mayor armonía en el rostro y el perfil del paciente, muchas veces se asocia a una rinoplastia y puede realizarse de dos formas, una es colocando un implante y la otra deslizando un fragmento de hueso del mentón hacia adelante o hacia atrás, o elongando o reduciendo el hueso, esto depende del resultado que se desea conseguir.

Para obtener un perfil harmónico y balanceado en su rostro es posible colocar un implante en el mentón, o bien avanzando el hueso mandibular para crear un nuevo mentón en donde antes no había o era muy pequeño, o bien es posible también en caso de mentones prominentes reducir su tamaño.  El resultado es pues un mucho mejor balance facial y un incremento en la autoestima.

La consulta con su Cirujano lo ayudará a decidir qué tipo de cirugía es la más conveniente en su caso, y le proveerá información acerca de las técnicas más utilizadas en la actualidad para aumento de mentón, los materiales disponibles del implante y si es posible realizar algún otro procedimiento complementario que favorezca aún más el resultado final.

Se deben tener cuidados específicos antes de realizarse la mentoplastía. Los pacientes aptos para esta operación deben evitar consumir tabaco, alcohol, metanfetaminas, medicamentos anticoagulantes (como la heparina y warfarina sódica), AINEs (como el ibuprofeno, aspirina, naproxeno, etc.) y pastillas anticonceptivas por el lapso de dos o tres semanas antes de la cirugía ya que interfieren en el tiempo de coagulación de la sangre e interactúan con la anestesia.

La medicación preoperatoria habitual consta de antibióticos (para evitar infecciones), corticoides (para la disminución de la inflamación), antiinflamatorios no esteroideos (para aliviar el dolor y la inflamación), además de ansiolíticos, si fuera necesario.

Es una intervención rápida de 40 minutos de duración en promedio que puede ser realizada con anestesia local más una sedación. El proceso es indoloro y ambulatorio. La operación se lleva a cabo mediante una incisión por fuera, específicamente debajo del mentón, para poder introducir la prótesis de silicona. La cicatriz es impercetible ya que queda localizada en un pliegue y debajo del mentón. También es posible practicar la insición para introducir la prótesis por dentro de la boca. El inconveniente es que la herida tarda más en cicatrizar, las posibilidades de infección serían mayores y a su vez el postoperatorio es diferente, ya que implica mayores restricciones en cuanto a la alimentación durante mas días del postoperatorio.

Después de la cirugía el paciente experimentará malestar, equimosis e inflamación en la barbilla y en la región mandibular subyacente que durará algunos días después de la intervención, debiendo seguir indicaciones precisas para reducir las molestias y facilitar el proceso de cicatrización:9

Además de cumplir con la medicación postoperatoria con antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, enjuagues bucales, etc., se recomienda no retirarse las telas adhesivas durante los primeros 7 días, así como consumir una dieta blanda y tomar batidos de suplementos alimenticios para obtener los nutrientes requeridos para una pronta recuperación, aplicar paquetes de hielo o compresas frías en la zona. El paciente deberá realizar control de la temperatura para descartar la existencia de una infección.

Generalmente, se recomienda esperar de 2 a 3 semanas para comenzar a realizar ejercicios físicos y se aconseja esperar alrededor de 1 mes antes de exponerse al sol, pues esto prolonga el proceso de desinflamación, obstaculizando una buena cicatrización.

Aquellos pacientes que se encuentren con una mentón pequeño o retraído.

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.